Contadores de energía térmica

Ya sean compactos o flexibles, los medidores de calefacción de ZENNER son siempre la primera opción

Un medidor de calefacción consta de varios componentes: unidad digital, unidad volumétrica (medidor de agua caliente) y sonda térmica. La unidad digital electrónica controlada por microprocesador calcula la energía térmica consumida a partir de la información obtenida sobre temperatura y volumen.

El caudal de agua que circula por el circuito de calefacción se registra con una unidad volumétrica (medidor de agua caliente). ZENNER utiliza soluciones especialmente diseñadas a medida de las tareas de medición, desde la cápsula de chorro múltiple hasta la tecnología ultrasónica.

Con las sondas térmicas se registra la diferencia de temperatura entre la ida y el retorno que se necesita para calcular la energía térmica. Para ello, ZENNER utiliza diferentes modelos de sondas resistivas de platino de gran calidad y sumamente precisas.

En los medidores de calefacción compactos, los tres componentes –unidad digital, sonda térmica y unidad volumétrica– vienen integrados de fábrica. Por otro lado, los aparatos modulares son extremadamente flexibles y se pueden ensamblar con las más diversas combinaciones de unidades volumétricas y sondas térmicas. Los accesorios autorizados por separado son instalados in situ por especialistas.